Proyectos

Programas desarrollados en Crimigrafía

Actualmente en Crimigrafía hemos desarrollado un programa para luchar contra el Bullying

El acoso escolar es un fenómeno social que viene existiendo desde hace muchos años. No obstante, en la actualidad genera una gran alarma social, bien por el impacto social que produce, bien por su extensión a las plataformas digitales, donde sus efectos se amplían y producen un efecto persecutorio absoluto a la víctima. La sociedad trata constantemente de intervenir en esta lacra social de forma activa, aplicando programas de concienciación, de tratamiento a las víctimas, etc.

Pero, ¿y si tratamos de prevenir y detectar cualquier caso de esta índole mediante técnicas que nos lo permitan?

El presente proyecto se basa principalmente en la prevención y en la detección precoz, tanto de la víctima como del victimario. Y es que por más que pongamos todo nuestro empeño y recursos en atender a la víctima ante un caso de acoso, se suele dejar de lado un actor o actores muy importantes en el suceso: el victimario.

Si queremos conseguir unos resultados positivos y representativos en la prevención del acoso escolar, debemos detectar a los agresores para proporcionarle el tratamiento adecuado. Sólo de esta forma, se reducirá la prevalencia, ya que el victimario no rehabilitado y reintegrado cambiará de víctima, pero no de conducta.

Por tanto, para la detección de víctimas y victimarios se utiliza el Análisis Grafológico, capaz de proporcionar una gran información sobre el escribiente, tanto del estado psicológico y emocional, como de la voluntad y las relaciones interpersonales.

Teniendo en cuenta que los jóvenes pueden presentar ciertas dificultades para expresar cualquier problema o agresión que estén ejecutando o padeciendo, el Grafoanálisis representa una herramienta muy útil, ya que los objetos de estudio no deben proporcionar ninguna información de forma consciente. La obtención de la información se realiza a través de un manuscrito improvisado de unas quince o veinte líneas aproximadamente, y la firma del autor.

Es por ese motivo que resulta una técnica muy eficaz, dado que el escribiente ni siquiera tiene que tener voluntad de transmitir ningún dato de los mencionados anteriormente. Todo lo contrario, aunque quisieran modificar la escritura, siempre hay rasgos que son imposibles de camuflar o inhibir, por lo que siempre se obtienen la información del objeto de estudio.

Todo ello, con la asistencia y el apoyo de un profesional especializado en prevenir e intervenir en casos de violencia: el Criminólogo.

El presente proyecto se centra en la prevención y la detección precoz de casos de abuso escolar o Bullying, con el objetivo de reducir la prevalencia, así como detectar los casos que ya se han producido para minimizar los efectos al mínimo, y evitar un proceso de victimización secundaria. Para ello, se trabaja en la prevención primaria con el equipo docente y la familia de los jóvenes escolarizados, para que sean capaces de intervenir y formar parte de un factor de protección para éstos.

También se trabaja con los alumnos, llevando a cabo un control dividido en varias etapas donde se le realizan entrevistas y análisis grafológicos, mediante los cuales se obtienen resultados cualitativos de su personalidad, estado psicológico y emocional, así como relacional, proporcionando más información de la que se haya obtenido con otras intervenciones.

Mediante estas evaluaciones se obtendrán los datos necesarios para determinar los casos de acoso que se estén desarrollando, pudiendo así implementar las medidas de intervención necesarias en cada caso.